Too Cool for Internet Explorer

27 noviembre 2005

Londres que hermosa eres (III)

Y bueno, ya cerrando este capítulo de mi viaje a Inglaterra les comento algunas curiosidades que me encontré por ahí. En primer lugar esta bonita marquesina. No se como andarán las cifras sobre el pirateo en UK, ahora bien, por la calle es muy difícil encontrar algo parecido al "top manta". Yo creo que será más bien por una cuestión de sentido común: el frío. Allí la manta se utiliza más para taparse que para otras cosas.

Vale, pero no disparen!!!

Raro es el día que no lllueve en Inglaterra. Si no lo hace durante el día lo hará durante la noche. Así, o te acostumbras a ir semiempapado o terminas por no salir a la calle, tú decides, aunque como ya he comentado a las 4 de la tarde muchos comercios echan el cierre, otros a las 6, y las ciudades se van quedando un poco "fantasmas", aunque esto en Londres, que es una ciudad mucho más cosmopolita ocurre menos y es muy difícil encontrar una esquina sin gente.
Y al fin toca hablar sobre la gastronomía inglesa. Seré breve: llévense un buen tupper de chorizo. No es que sus comidas sean malas, no, es que son una mierda. Incluso ellos mismos son conscientes de esto, así que recurren mucho a la hora de comer, el lunch, a los típicos sandwiches plastificados. Cómo de mala será la comida inglesa, que todos los restaurantes que encuentras por ahí son turcos, chinos, japoneses, italianos, hindúes e incluso españoles. Por esto si se van a a Inglaterra y piensan comer se terminarán haciendo preguntas cómo ¿puede un ser humano sobrevivir a base de todo esto? ¿por comer mal una semana no me pasará nada no? ¿la cerveza alimenta no?.

Una cosa que si mola bastante por ejemplo son los Pizza Hut (hut significa choza, para el que no lo recuerde <- broma privada). En UK esta cadena de pizzerias resulta ser una cadena de restaurantes. Con camareros y todo oiga. Las pizzas igual que aquí, ni más ni menos. Pero lo realmente sorprendente llega en el postre. No se olviden de pedir si es que van la archiconocida Ice-Cream Factory, el sueño de todo niño, muchos mayores y cualquier obseso al dulce en general. La cosa es sencilla, te dan un cuenquecito y una cuchara y te dicen: ale llénatelo hasta reventar y si quieres repite. Así que te vas a una maquinita que hay por allí donde sale heladito y empiezas a echar hasta que el peso del cuenco te comienza a resultar molesto. Luego pasas por la zona del sirope, de los lacasitos y finalmente por el de las golosinas.

Todo el que quieras Mochuelo!!!

Y te vas hasta tu mesa con una sonrisa de oreja a oreja. Al final, probablemente te maldecirás por haber echado tanto helado y considerarás algo personal el dejarte una sola cucharada. Acabas sufriendo un poco y todo. Realmente divertido. Por favor, no lo intenten en casa.

Chau.

2 Comentarios:

Anonymous Linkita dijo...

Mmmm como el foster´s hollywood pero en vez de pepsy, con helado ñaM!!

¿Te puedes llevar un tupper y llenarlo de helado? Juas!

12:18 a. m.  
Blogger KesheR dijo...

PUES CLARO QUE LA CERVEZA ALIMENTA!!

3:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home